La historia

Descripción general del Imperio Persa - Historia

Descripción general del Imperio Persa - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Descripción general del Imperio Persa

Los iraníes fueron originalmente politeístas. Tenían varios dioses, el más importante era Ahuramazda, que era el benefactor de todos los seres vivos. Sin embargo, también creían en el dios sol, así como en una serie de otras deidades. El fuego se convirtió en fuente de oración.
Muchos persas adoptaron las creencias de Zoroastro. El zorasterismo creía que había una batalla constante entre el bien y el mal. El bien fue encarnado por el dios Ahuramazda y el mal por el dios Ahrimamn. Según Zoraster, el hombre tiene la opción de elegir entre una de las dos opciones, y será juzgado el día del juicio sobre si irá al cielo o al infierno, según el camino que tome. han elegido. El zorosterismo se ganó el apoyo del emperador Darius, y aunque no trató de imponerlo a los habitantes del Imperio, su apoyo aseguró su amplia difusión.


Gobernantes del Imperio Persa: expansionismo de Ciro y Darío

En su apogeo, alrededor del 500 a. C., la dinastía fundadora del Imperio Persa llamada Aqueménidas conquistó Asia hasta el río Indo, Grecia y el norte de África, incluidos lo que ahora es Egipto y Libia. También incluía el actual Irak (antigua Mesopotamia), Afganistán, así como probablemente el actual Yemen y Asia Menor.

El impacto del expansionismo de los persas se sintió en 1935 cuando Reza Shah Pahlavi cambió el nombre del país conocido como Persia a Irán. "Eran" era como los antiguos reyes persas llamaban al pueblo que gobernaban y que ahora conocemos como el Imperio Persa. Los persas originales eran hablantes de ario, un grupo lingüístico que abarcaba un gran número de personas sedentarias y nómadas de Asia Central.


4.3 La presentación de la historia del Imperio Persa

El Sr. Harms ha diseñado una serie de presentaciones de PowerPoint y Keynote con conceptos clave de estudios sociales y habilidades de pensamiento crítico para ayudar a los estudiantes a comprender la historia. Diseñado por un profesor para profesores, este PowerPoint se centra en "El Imperio Persa".

Esta presentación está diseñada para brindarles a los estudiantes una descripción general de cómo se desarrolló y expandió el Imperio Persa. A los estudiantes se les mostrarán mapas, animaciones y descripciones de algunos de los eventos más importantes del Imperio Persa.

Personalizable
La presentación es totalmente personalizable, lo que le permite agregar sus propias imágenes, gráficos y animaciones para llevar lo que hemos hecho aún más lejos.

¿Cuánto vale tu tiempo? Nuestro sistema básico de precios para presentaciones históricas es de 10 centavos por diapositiva. Algunas diapositivas de título pueden tardar solo 30 segundos en crearse, pero las diapositivas complejas con animaciones y compilaciones coordinadas para temas complicados pueden tardar 30 minutos o más. No es inusual que una presentación requiera entre 3 y 7 horas de trabajo. ¿Qué podrías hacer con 6 o 7 horas libres?

Temas incluidos
Los temas incluyen: Persia, Medes, Caldeos, Irán, Migración, Comercio, Ciro el Grande, Cambises, Darío, El Camino Real, Zoroastro, Tolerancia.

Incluido en el paquete de presentación:
1. Presentación magistral
2. Presentación en Power Point
3. Archivo de edición de texto del esquema de la presentación y notas del presentador. El paquete es una descarga digital (archivo zip) de estos tres elementos.

Presentaciones de historia del mundo antiguo
Tenemos varios PowerPoints relacionados con la Historia del mundo antiguo. Se ha demostrado que estas unidades involucran a los estudiantes de una manera que los libros de texto y los documentales no pueden. Cientos de profesores están utilizando estos planes de lecciones para dar vida a la historia para los estudiantes. Es una unidad que usará año tras año.

Haga clic en el enlace de abajo para obtener su copia


Fuente:
Historia mundial de McDougal Littel: patrones de interacción
Unidad 1 Comienzos de la civilización
Capítulo 4 Primera era de los imperios 1570 a.C.-200 a.C.
Sección 3 "El Imperio Persa"

Estos materiales fueron preparados por Harms LLC y no han sido desarrollados, revisados ​​ni respaldados por Houghton Mifflin Harcourt Publishing Company, editor del trabajo original WORLD HISTORY: Patterns of Interaction en el que se basa este material.


Las etapas del Imperio Persa fueron:

  • Guerras médicas: guerras entre persas y griegos para dominar las ciudades de Asia Menor. El final de estas guerras hizo que los persas se extendieran a Europa.
  • De Jerjes I a Artajerjes II: fue un período de expansión y pérdida de algunos territorios. Con la muerte de Artajerjes, la capital se trasladó de Persépolis a Babilonia. Se empezó a hablar arameo y se introdujo el calendario solar.
  • Fin del Imperio Persa: Bagoas causó Darío III ocupar el trono pero no tenía experiencia como gobernante. Alejandro el Grande entró en Egipto y fue visto como un libertador de los persas.

El imperio persa ya estaba en decadencia

Darío III, rey de Persia.

Archivo Hulton / Getty Images

Pero también había indicios de que el Imperio Persa ya estaba en declive. Después de sufrir humillantes derrotas consecutivas en Grecia en el siglo V a.C., Persia dejó de expandirse. En el siglo anterior al reinado de Alejandro, Persia se vio debilitada por una guerra civil y otras rebeliones internas. Darius todavía comandaba un ejército masivo, pero Persia estaba retrocediendo en el escenario mundial mientras Macedonia tenía el impulso de una superpotencia militar ascendente.

Después de enviar rápidamente un pequeño ejército regional cerca de la ciudad de Granicus, Alexander tuvo su primera prueba real contra Darius y su ejército real persa cerca de la ciudad costera de Issus. La estrategia de Darius & # x2019 era cortar las líneas de suministro de Alexander & # x2019 desde atrás y obligar a las tropas macedonias a darse la vuelta y enfrentarse. Pero Darius estropeó la ubicación de la batalla, que terminó siendo una estrecha franja de tierra entre una cresta y el mar que neutralizó su ventaja numérica.

En Issus, Alejandro debutó con la estrategia de batalla que le aseguraría victoria tras victoria durante su notable reinado de conquista. Sabiendo que sería superado en mano de obra, Alexander confió en la velocidad y la distracción. Atraería a las tropas enemigas hacia un flanco, luego esperaría a que se abriera una brecha momentánea en el centro de las líneas enemigas para una carga de caballería de cabeza.

Al igual que hizo con su padre en Chaeronea, Alejandro dirigió personalmente la carga de la caballería macedonia en Issus, que llegó directamente al corazón de las defensas persas, tal como estaba planeado. Según los informes, Darius, aturdido, se montó en su caballo y huyó, con el resto de su ejército detrás.

Los dos ejércitos no se volverían a encontrar hasta dentro de dos años. Mientras tanto, Darío se reagrupó y pidió refuerzos desde el este, mientras que Alejandro marchó con su ejército hacia el sur, hacia Egipto. Cuando Alexander regresó a Persia de sus conquistas egipcias, Darius trató de retrasar el inevitable enfrentamiento lo más posible, y finalmente decidió que si iba a haber una revancha, sería en los términos de Daruis & # x2019.

Darius y sus generales eligieron un lugar de batalla cerca de la ciudad de Gaugamela. Era un valle ancho y plano que, a diferencia de Issus, permitiría a los persas aprovechar al máximo su número desequilibrado, un estimado de 250.000 tropas persas enfrentándose a Alejandro & # x2019s 50.000.

& # x201CDarius incluso aplanó el suelo para que sus carros de guadaña pudieran cargar contra los macedonios, & # x201D, dice Wrightson.


La antigua Persia, una introducción

El corazón de la antigua Persia está en lo que ahora es el suroeste de Irán, en la región llamada Fars. En la segunda mitad del siglo VI a. C., los persas (también llamados aqueménidas) crearon un enorme imperio que se extendía desde el valle del Indo hasta el norte de Grecia y desde Asia central hasta Egipto.

Un imperio tolerante

Aunque las fuentes literarias supervivientes sobre el imperio persa fueron escritas por antiguos griegos que eran enemigos jurados de los persas y los despreciaban mucho, los persas fueron de hecho bastante tolerantes y gobernaron un imperio multiétnico. Persia fue el primer imperio conocido que reconoció las diferentes religiones, idiomas y organizaciones políticas de sus súbditos.

El Imperio Persa, 490 a.E.C.

Esta tolerancia para los cultivos bajo control persa se trasladó a la administración. En las tierras que conquistaron, los persas continuaron utilizando lenguas indígenas y estructuras administrativas. Por ejemplo, los persas aceptaron la escritura jeroglífica escrita en papiro en Egipto y el registro tradicional babilónico en cuneiforme en Mesopotamia. Los persas deben haber estado muy orgullosos de este nuevo enfoque del imperio, como puede verse en la representación de los muchos pueblos diferentes en los relieves de Persépolis, una ciudad fundada por Darío el Grande en el siglo VI a. C.

Puerta de todas las naciones, Persépolis (foto: youngrobv, CC BY-NC 2.0)

La apadana

Persépolis incluía una enorme sala con columnas utilizada para las recepciones de los reyes, llamada Apadana. Esta sala contenía 72 columnas y dos escalinatas monumentales.

Asirios con carneros, Apadana, Persépolis (foto: CC BY-SA 3.0)

Las paredes de los espacios y las escaleras que conducen a la sala de recepción estaban talladas con cientos de figuras, varias de las cuales ilustraban pueblos sujetos de diversas etnias, que rendían tributo al rey persa.

Vista de la escalera oriental y las columnas de la Apadana (Audience Hall) en Persépolis, Irán, siglo V a. C. (El Instituto Oriental, Universidad de Chicago)

Conquistada por Alejandro Magno

El Imperio Persa fue, como es sabido, conquistado por Alejandro Magno. Sin duda, Alejandro quedó impresionado por el sistema persa de absorber y retener el idioma y las tradiciones locales mientras él mismo imitaba este sistema en las vastas tierras que ganó en la batalla. De hecho, Alejandro se preocupó de enterrar al último emperador persa, Darío III, de manera lujosa y respetuosa en las tumbas reales cerca de Persépolis. Esto permitió a Alejandro reclamar el título del trono persa y legitimar su control sobre el mayor imperio del Antiguo Cercano Oriente.


El antiguo imperio persa - comienzos de la arquitectura persa

En la escuela aprendemos sobre el imperio romano y los antiguos griegos con gran detalle, pero ¿cuánto sabemos sobre el imperio persa?

Bueno, para empezar, fue uno de los imperios más grandes y poderosos de la historia. De hecho, durante el reinado de Ciro el Grande y Darío el Grande, ocupó el 40% de la población mundial. Para ser más precisos, el imperio persa abarcaba partes de Asia, África y Europa.

El nombre "Persia" se utilizó con más frecuencia hasta la primera mitad del siglo XX. En 1935, el país comenzó a conocerse como Irán.

Lo crea o no, Persia es en realidad uno de los territorios ocupados más antiguos de todo el planeta. Comprende una historia de grandes proporciones, que abarca áreas desde Egipto y Grecia, hasta India y Turquía.

La era más prominente del imperio persa, también conocida como imperio aqueménida, comenzó en el siglo VI a. C. Fue establecido por Ciro el Grande, quien lo convirtió en el reino más vasto de la historia hasta ese momento.

Pero antes de este período de prosperidad, Persia era en realidad solo un estado vasallo, bajo el gobierno de una potencia mucho mayor: los medios de comunicación. Cuando Ciro el Grande tomó el control de Media, formó un nuevo reino inmenso, con la antigua ciudad de Persis (Persépolis) como su capital. Esta ciudad olvidada hace mucho tiempo fue conocida como la ciudad más rica bajo el sol.

Otro gobernante poderoso de Persia fue Darío I, también conocido como Darío el Grande. Además de hacer algunos cambios significativos en el sistema político, también inició la Guerra Greco-Persa, que resultó en 50 años de conflicto. Darío el Grande también era conocido como Shahanshah, que básicamente significaba "el Rey de reyes".

Su hijo, Jerjes también tuvo un intento inútil de derrotar a los griegos. Su fracaso significó el fin del imperio aqueménida. El reino fue finalmente conquistado por Alejandro Magno, quien triunfó sobre Darío III en la batalla.

Lo que sucedió fue la era selucida, parta y finalmente sasánida, que fue el último poder persa antes de la conquista árabe musulmana que comenzó en el siglo VII.


Gobierno y comercio en el Imperio aqueménida

Los emperadores Cyrus II y Darius I crearon un gobierno centralizado y una extensa red comercial en el Imperio aqueménida.

Objetivos de aprendizaje

Discutir cómo el gobierno central proporcionó reformas culturales y económicas.

Conclusiones clave

Puntos clave

  • Ciro el Grande mantuvo el control sobre un vasto imperio instalando gobernadores regionales, llamados sátrapas, para gobernar provincias individuales.
  • Cuando Darío el Grande ascendió al trono en 522 a. C., organizó un nuevo sistema monetario uniforme y
    estableció el arameo como el idioma oficial del imperio.
  • La infraestructura comercial facilitó el intercambio de mercancías en los confines del imperio, incluida la Royal Road, un lenguaje estandarizado y un servicio postal.
  • Los aranceles sobre el comercio de los territorios eran una de las principales fuentes de ingresos del imperio, además de la agricultura y los tributos.

Términos clave

  • Cilindro de Cyrus: Un antiguo artefacto de arcilla que ha sido llamado la carta de derechos humanos más antigua conocida.
  • Behistun
    Inscripción
    : Una inscripción tallada en un acantilado del monte Behistrun en Irán proporcionó una clave para descifrar la escritura cuneiforme.
  • satrapía: El territorio bajo el dominio de un sátrapa.
  • sátrapa: El gobernador de una provincia en los antiguos Imperios Mediano y Aqueménida (Persa).

El Imperio aqueménida alcanzó un tamaño enorme bajo el liderazgo de Ciro II de Persia (576-530 a. C.), comúnmente conocido como Ciro el Grande, quien creó un imperio de varios estados. Llamado Ciro el Viejo por los griegos, fundó un imperio que inicialmente comprendía todos los estados civilizados anteriores del antiguo Cercano Oriente y, finalmente, la mayor parte del suroeste y Asia central y la región del Cáucaso, que se extendía desde el mar Mediterráneo hasta el río Indo. El control de este gran territorio implicó un gobierno centralizado, monarcas territoriales que servían como gobernantes sustitutos del emperador y un extenso sistema de comercio y comercio.

Organización gubernamental

Ciro, cuyo gobierno duró entre 29 y 31 años, hasta su muerte en batalla en 530 a. C., controló el vasto Imperio aqueménida mediante el uso de monarcas regionales, llamados sátrapa, cada uno de los cuales supervisaba un territorio llamado satrapía. La regla básica de gobierno se basaba en la lealtad y obediencia del satrapía al poder central, al rey, y al cumplimiento de las leyes tributarias. Cyrus también conectó las diversas regiones del imperio a través de un innovador sistema postal que hizo uso de una extensa calzada y estaciones de relevo.

Ciro el Grande fue reconocido por sus logros en derechos humanos y política, habiendo influido tanto en la civilización oriental como en la occidental. Los antiguos babilonios lo llamaron & # 8220 el Libertador, & # 8221, mientras que la nación moderna de Irán llama a Ciro su & # 8220 padre. & # 8221

Cilindro de Cyrus

El Cilindro de Ciro es un antiguo artefacto de arcilla, ahora dividido en varios fragmentos, que ha sido llamado la carta más antigua conocida de derechos humanos universales y un símbolo de su gobierno humanitario.

El cilindro data del siglo VI a. C. y fue descubierto en las ruinas de Babilonia en Mesopotamia, ahora Irak, en 1879. Además de describir la genealogía de Ciro, muchos eruditos bíblicos consideran la declaración en escritura cuneiforme acadia en el cilindro. para ser evidencia de la política de Ciro de repatriación del pueblo judío después de su cautiverio en Babilonia.

Se ha debatido la naturaleza histórica del cilindro, y algunos estudiosos argumentan que Cyrus no hizo un decreto específico, sino que el cilindro articuló su política general que permite a los exiliados regresar a sus países de origen y reconstruir sus templos.

De hecho, las políticas de Ciro con respecto al tratamiento de las religiones minoritarias estaban bien documentadas en los textos babilónicos, así como en fuentes judías. Se sabía que Ciro tenía una actitud general de tolerancia religiosa en todo el imperio, aunque se ha debatido si esto fue por su propia implementación o una continuación de las políticas babilónicas y asirias.

Mejoras de Darius

Cuando Darío I (550-486 a. C.), también conocido como Darío el Grande, ascendió al trono del Imperio aqueménida en 522 a. C., estableció el arameo como idioma oficial e ideó una codificación de leyes para Egipto. Darius también patrocinó trabajos en proyectos de construcción en todo el imperio, centrándose en la mejora de las ciudades de Susa, Pasargadae, Persépolis, Babilonia y varios municipios de Egipto.

Cuando Darius trasladó su capital de Pasargadae a Persépolis, revolucionó la economía colocándola en una moneda de plata y oro e introduciendo un sistema fiscal regulado y sostenible. Esta estructura adaptó con precisión los impuestos de cada satrapía basado en su productividad proyectada y potencial económico. Por ejemplo, se evaluó a Babilonia por la mayor cantidad de impuestos a la plata, mientras que Egipto debía grano además de los impuestos a la plata.

Relieves persas en la ciudad de Persépolis: Darío el Grande trasladó la capital del Imperio aqueménida a Persépolis c. 522 a. C. Inició varios proyectos arquitectónicos importantes, incluida la construcción de un palacio y una casa del tesoro.

Inscripción de Behistun

Algún tiempo después de su coronación, Darius ordenó que se esculpiera una inscripción en un acantilado de piedra caliza del monte Behistun en el Irán moderno. La inscripción de Behistun, cuyo texto escribió Darío, llegó a tener un gran significado lingüístico como pista crucial para descifrar la escritura cuneiforme.

La inscripción comienza rastreando la ascendencia de Darío, seguida de una descripción de una secuencia de eventos que siguieron a la muerte de los dos emperadores aqueménidas anteriores, Ciro el Grande y el hijo de Ciro, Cambises II, en el que Darío luchó 19 batallas en un año para poner derribó numerosas rebeliones a lo largo de las tierras persas.

La inscripción, que mide aproximadamente 15 metros de alto y 25 metros de ancho, incluye tres versiones del texto en tres idiomas cuneiformes diferentes: persa antiguo, elamita y babilónico, que era una versión del acadio. Los investigadores pudieron comparar las escrituras y usarlas para ayudar a descifrar idiomas antiguos, de esta manera haciendo que la inscripción de Behistun sea tan valiosa para la escritura cuneiforme como la piedra de Rosetta para los jeroglíficos egipcios.

Inscripción de Behistun: Una sección de la inscripción Behistun en un acantilado de piedra caliza del monte Behistun en el oeste de Irán, que se convirtió en la clave para descifrar la escritura cuneiforme.

Comercio y negocio

Bajo los aqueménidas, el comercio era extenso y había una infraestructura eficiente que facilitaba el intercambio de mercancías en los confines del imperio. Los aranceles sobre el comercio eran una de las principales fuentes de ingresos del imperio, además de la agricultura y los tributos.

los satrapías estaban unidas por una carretera de 2.500 kilómetros, cuyo tramo más impresionante era el Camino Real, de Susa a Sardis. Los relés de mensajeros montados podrían llegar a las zonas más remotas en 15 días. A pesar de la relativa independencia local otorgada por el satrapía sistema, los inspectores reales recorrieron regularmente el imperio e informaron sobre las condiciones locales utilizando esta ruta.

Cuenco dorado aqueménida con imágenes de leones: El comercio en el Imperio aqueménida fue extenso. La infraestructura, incluida la Royal Road, el lenguaje estandarizado y un servicio postal facilitaron el intercambio de mercancías en los confines del imperio.

Militar

Ciro el Grande creó un ejército organizado para imponer la autoridad nacional, a pesar de la diversidad etnocultural entre las naciones sometidas, el enorme tamaño geográfico del imperio y la lucha constante por el poder de los competidores regionales.

Este ejército profesional incluía la unidad de Inmortales, compuesta por 10.000 infantes pesados ​​altamente entrenados. Bajo Darío el Grande, Persia se convertiría en el primer imperio en inaugurar y desplegar una armada imperial, con personal que incluía fenicios, egipcios, chipriotas y griegos.


Obras introductorias

Hay pocas obras de referencia general que exploren el impacto del antiguo gobierno persa en el Cercano Oriente de los tiempos y textos bíblicos. El primer volumen del Historia del judaísmo de Cambridge (Davies y Finkelstein 1984) contiene una entrada de varios capítulos con temas que involucran la historia política y social de la “Palestina persa”, incluida su arqueología y vida religiosa. Gran parte de este material se ha incrementado con más investigaciones en los años intermedios. Yamauchi 1990 proporciona una lista útil de trabajos académicos relevantes y estudios relacionados con fuentes judías bíblicas y no bíblicas. Las contribuciones iranistas incluyen Frye 1984, una narrativa de la historia iraní Curtis 1997, que considera las conexiones entre el corazón iraní y Mesopotamia Wiesehöfer 1996, una descripción cronológica y temática de los aspectos políticos, sociales y culturales del imperio aqueménida y Briant 2002, un trabajo integral, ahora traducido al inglés. Waters 2014 recurre a la historiografía griega, la arqueología y los textos del antiguo Cercano Oriente (ANE) para proporcionar una narrativa histórica y política de los antiguos persas.

Brillante, Pierre. De Ciro a Alejandro: una historia del Imperio Persa. Traducido por Peter T. Daniels. Winona Lake, IN: Eisenbrauns, 2002.

Secciones sustanciales de este texto detallan las interacciones sociopolíticas de los persas y los judíos, aunque hay poca discusión sobre sus respectivas teologías. Se incluyen más de cien referencias a fuentes bíblicas.

Curtis, John, ed. Mesopotamia e Irán en el período persa: conquista e imperialismo, 539–331 a. C.. Londres: British Museum Press, 1997.

Una colección de cinco artículos, de Walker, Haerinck, Stronach, Boucharlat y Mitchell, que consideran la interacción de los persas con la cultura política, económica y material de Mesopotamia. Boucharlat se centra en Susa (bíblico Shushan) y Mitchell en el Libro de Daniel (ver Daniel).

Davies, W. D. y Louis Finkelstein, eds. La historia del judaísmo de Cambridge. Vol. 1, Introducción: el período persa. Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 1984.

Los capítulos, escritos por expertos en estudios judíos, bíblicos y zoroástricos, cubren una amplia gama de temas bajo el título "El período persa". Naveh y Greenfield consideran el desarrollo del hebreo y el arameo, mientras que Ackroyd explora el concepto de "comunidad judía" desde el exilio hasta el regreso. El artículo de Boyce, "La religión persa en la era aqueménida", ha sido una fuente clave para los eruditos bíblicos.

Frye, Richard N. La historia del antiguo Irán. Múnich: C. H. Beck, 1984.

Una presentación enfocada en aspectos de la historia política y social de Irán no cubiertos en profundidad por académicos anteriores. Por lo tanto, solo hay una descripción general superficial de la arqueología de Irán y muy poco material relacionado con la religión zoroástrica, pero hay una concentración en la historia del este de Irán.

Aguas, Matt. Persia antigua: una historia concisa del Imperio aqueménida, 550-330 a. C.. Cambridge, Reino Unido y Nueva York: Cambridge University Press, 2014.

Una reseña histórica de hallazgos epigráficos, textos clásicos y fuentes arqueológicas que sitúa a la antigua Persia dentro de un amplio contexto cultural y político. El autor incorpora la discusión de los problemas interpretativos inherentes a cualquier estudio de los aqueménidas y considera las ramificaciones y reverberaciones de su gobierno en la historia posterior del Medio Oriente.

Wiesehöfer, Josef. Persia antigua desde el 550 a. C. hasta el 650 d. C.. Traducido por Azizeh Azodi. Londres y Nueva York: I. B. Tauris, 1996.

La primera parte, "Irán de Ciro a Alejandro Magno", es un estudio sistemático de la historia y la cultura del primer imperio persa, precedido de estudios introductorios de testimonios contemporáneos y que destaca la importancia de los pasajes de la Biblia hebrea al proporcionar detalles sobre los antiguos persas.

Yamauchi, Edwin M. Persia y la Biblia. Grand Rapids, MI: Baker, 1990.

Presenta un estudio amplio y generalmente claro de la historia de los medos y los antiguos persas, refiriéndose a fuentes bíblicas, iraníes y griegas y documentos relevantes de la ANE. Concluye con capítulos sobre el zoroastrismo, los magos y el mitraísmo. Rechaza la posibilidad de la influencia zoroástrica en el pensamiento judío en la Biblia hebrea, usando los argumentos de sus predecesores y, más recientemente, de Hanson 1979 (citado bajo Conceptos bíblicos: cosmología y escatología) y Barr 1985 (citado bajo Interacción zoroastriana y judía). A pesar de varias etimologías dudosas y declaraciones engañosas, particularmente en relación con la interpretación de algunos conceptos y artefactos iraníes, el alcance integral del libro es útil para los estudiosos en el campo.

Los usuarios sin una suscripción no pueden ver el contenido completo en esta página. Suscríbete o inicia sesión.


El Imperio Aqueménida, también conocido como el primer Imperio Persa o Imperio Medo-Persa, fue una civilización antigua importante que se basó en el Irán moderno alrededor del año 600 a. C. El Imperio Aqueménida es famoso en el mundo occidental por haber sido el enemigo arquetípico comprometido contra las ciudades-estado griegas en muchas batallas antiguas famosas por el territorio y la soberanía conocidas como las Guerras Greco-Persas. También fue conquistada más tarde por Alejandro Magno.

El nombre Achaemenid proviene del nombre de un hipotético rey Achaemenes que gobernó la región de Persis desde 705-675 a. C. Se sabía que el Imperio Persa fue fundado por un hombre llamado Ciro II el Grande, que unificó a muchas de las tribus de la región para crear un imperio unificado masivo.

Persas y medos: una historia de la vestimenta (1861-1880)

Imperio aqueménida (500 a. C.) - Atlas histórico (1923)

Eventualmente, el Imperio Persa Aqueménida crecería para poseer el territorio previamente ocupado por el Imperio Mediano y se expandiría para abarcar casi toda Mesopotamia e incluso incluir a Egipto. Una de las principales razones del éxito del Imperio aqueménida radica en el sofisticado desarrollo de sus carreteras y sistema postal para el transporte de mercancías comerciales y militares, que también permitió que los mensajes se transportaran con éxito a través de grandes distancias. Los enormes proyectos de obras públicas que se remontan al Imperio acadio ayudaron a facilitar el movimiento de unidades militares y la comunicación para mantener los vastos territorios conquistados.


Descripción general del Imperio Persa - Historia

El primer Imperio Persa tomó el control del Medio Oriente después de la caída del Imperio Babilónico. También se le llama Imperio aqueménida.

El imperio fue fundado por Ciro el Grande. Ciro conquistó por primera vez el Imperio Mediano en 550 a. C. y luego pasó a conquistar a los lidios y babilonios. Bajo reyes posteriores, el imperio crecería hasta donde gobernaba Mesopotamia, Egipto, Israel y Turquía. Sus fronteras eventualmente se extenderían más de 3,000 millas de este a oeste, lo que lo convertiría en el imperio más grande de la Tierra en ese momento.

Bajo Ciro el Grande, los persas permitieron que los pueblos que conquistaron continuaran con sus vidas y culturas. Podían mantener sus costumbres y religión siempre que pagaran sus impuestos y obedecieran a los gobernantes persas. Esto era diferente de cómo habían gobernado conquistadores anteriores, como los asirios.

Para mantener el control del gran imperio, cada área tenía un gobernante llamado sátrapa. El sátrapa era como un gobernador de la zona. Hizo cumplir las leyes y los impuestos del rey. Había alrededor de 20 a 30 sátrapas en el imperio.

El imperio estaba conectado por muchas carreteras y un sistema postal. El camino más famoso fue el Camino Real construido por el rey Darío el Grande. Esta carretera se extendía alrededor de 1.700 millas desde Sardis en Turquía hasta Suza en Elam.

Aunque a cada cultura se le permitió mantener su propia religión, los persas siguieron la enseñanza del profeta Zoroastro. Esta religión se llamaba zoroastrismo y creía en un dios principal llamado Ahura Mazda.

Bajo el rey Darío, los persas querían conquistar a los griegos que, según él, estaban causando rebeliones dentro de su imperio. En 490 a. C., Darío atacó Grecia. Capturó algunas ciudades-estado griegas, pero cuando intentó tomar la ciudad de Atenas, los atenienses lo derrotaron rotundamente en la batalla de Maratón.

En 480 a. C., el hijo de Darío, Jerjes I, intentó terminar lo que comenzó su padre y conquistar toda Grecia. Amasó un gran ejército de cientos de miles de guerreros. Este fue uno de los ejércitos más grandes reunidos durante la antigüedad. Inicialmente ganó la Batalla de las Termópilas contra un ejército mucho más pequeño de Esparta. Sin embargo, la flota griega derrotó a su armada en la batalla de Salamina y finalmente se vio obligado a retirarse.

Caída del Imperio Persa

El Imperio Persa fue conquistado por los griegos liderados por Alejandro Magno. A partir del año 334 a. C., Alejandro Magno conquistó el Imperio Persa desde Egipto hasta las fronteras de la India.


Ver el vídeo: Imperio Persa - Parte 1 (Mayo 2022).