La historia

Rangos militares


Rangos

Abreviatura

Ejército
Coronel

Columna

Teniente coronel

Teniente coronel

Importante

Comandante

Capitán

Capitán

Teniente

Teniente

segundo teniente

2do teniente

Sargento mayor

Sargento Mayor

Sargento

Sargento

Corporal

CPL

Soldado de primera

L.Cpl

Privado

Pte

Armada
Capitán

Capitán

Comandante

Cdr

Teniente comandante

Teniente-Cdr

Teniente

Teniente

Subteniente

Teniente

Guardia marina

-

.


Cómo han cambiado los tiempos ... Insignia de rango del ejército a lo largo de los años

El rango militar es más que un protocolo. Ascender de rango se trata de honor y habilidad. A medida que cambia su exhibición de insignias e insignias del Ejército, también cambia su responsabilidad para con los demás.

Es importante no confundir el rango con el grado de pago. Por ejemplo, tanto un especialista como un cabo tienen el mismo nivel de pago, pero un cabo tiene una clasificación más alta porque cumplen un papel de liderazgo que un especialista no tiene.

La insignia del Ejército de los EE. UU. Sirve como un indicador visual de rango y responsabilidad. Ha habido cambios a lo largo de la larga historia de las Fuerzas Armadas, y es importante reconocer las insignias más antiguas que ya no están en uso activo. Echemos un vistazo a cómo ha cambiado la insignia de rango del Ejército a lo largo de los años.


El rango más alto que podía alcanzar un oficial era el legatus Augusti proparetore, el gobernador militar de una provincia del imperio. Las carreras de la mayoría de los senadores combinaban deberes militares y políticos, por lo que estaban preparados para ese papel, pero con tan pocos puestos, solo una minoría alcanzó tales alturas.

El legatus comandaba una provincia entera como Siria o Gran Bretaña, y dirigía el ejército que ocupaba esa provincia. Ocupó el cargo durante un promedio de tres años, pero podría ser un período mucho más largo o más corto, por lo que algunos ejércitos carecían de un liderazgo consistente.


Historia de las insignias militares

La Insignia, utilizada por varias ramas del ejército, tiene una profunda raíz en la historia de Estados Unidos, que se remonta a la Guerra de Independencia. Originalmente, las clasificaciones iniciales utilizadas en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos (a menudo se distinguen por la insignia) se establecieron utilizando las clasificaciones militares británicas. El ejército británico diferenciaba entre clasificaciones utilizando elementos como plumas, fajas y rayas, pero a veces, el rango se identificaba por el arma que portaba o por un uniforme llamativo. Si bien algunas de estas clasificaciones iniciales todavía se usan hoy en día, se han agregado más, mientras que algunas se han vuelto obsoletas.

El ejército (y los marines) se apoderó de muchas de las filas inglesas incluso después de la guerra. La Marina, sin embargo, desarrolló su propio sistema de clasificación. Incluso hoy, la Marina de los EE. UU. Y la Guardia Costera de los EE. UU. Ya ni siquiera usan el término "rango". Entre los marineros alistados, la expresión adecuada es "tarifa".

HISTORIA DE INSIGNIA

La historia de las insignias militares se remonta al Ejército Continental y al general George Washington. El Ejército Continental no podía permitirse comprar uniformes. Como resultado, distinguir entre los distintos rangos dentro del ejército se volvió difícil y el general Washington solicitó que se diseñen insignias para aliviar la confusión. El desarrollo de las insignias continuó en la Guerra Revolucionaria con la distinción de un General de dos estrellas (general de división) y una estrella (brigadier). En ese momento, estas estrellas se usarían en las hombreras o charreteras. Las insignias continuaron evolucionando, junto con las clasificaciones, hasta la Segunda Guerra Mundial.


Estrategia, Tácticas,y operaciones

[T] actics es la teoría del uso de la fuerza militar en combate. La estrategia es teoría del uso de los combates para el objeto de la guerra.

Carl von Clausewitz, On War [1832, Penguin Classics, 1968, 1982, p.173]

Fue [Helmuth Karl von] Moltke [1800-1891] quien colocó el concepto de "operación" en el "área hasta ahora sin nombre entre estrategia y táctica".

Karl-Heinz Frieser, The Blitzkrieg Legend, The 1940 Campaign in the West [Naval Institute Press, 2005, p.330]

Las tácticas son la teoría del uso de la fuerza militar en el combate. La estrategia es la teoría del uso de los combates para el objeto de la guerra y las operaciones son los medios por los cuales se planifican, ejecutan y apoyan los combates para implementar el objeto de la guerra.

& # x1f18 & # x03b3 & # x03ba & # x03bb & # x03b9 & # x03bd & # x03bf & # x03b2 & # x03ac & # x03c1 & # x03b1 & # x03b3 & # x03b3 & # x03bf2 & # x03b3 & # x03bfran & # x03bfran & #

[Montgomery] Meigs fue, después de todo, solo el intendente general del ejército de los Estados Unidos desde el estallido de la Guerra Civil hasta su retiro en 1882. Aún así, el final de la guerra tiende a ir mal a menos que el final comercial se gestione correctamente. Grant y Sherman podrían haber ganado las batallas, pero no podrían haberlo hecho sin Meigs.

Allen Guelzo, "El genio improbable de la guerra civil, el intendente, de Robert O'Harrow Jr.", The Wall Street Journal, 3 de noviembre de 2016, A13

A menudo se dice que la estrategia termina y las tácticas comienzan cuando uno se encuentra con el enemigo en la batalla. Esto no es del todo correcto. No formaba parte de la estrategia del general Lee reunirse con el Ejército de la Unión en Gettysburg. Ya había pasado por allí, se dirigía a Harrisburg y tenía que regresar. Su idea estratégica se convirtió en letra muerta. El general Meade tampoco tenía ninguna intención de tomar posición en Gettysburg. Quería llevar a Lee a la batalla, sin duda, pero hubo una batalla en ese lugar en particular solo porque Lee regresó. Al parecer, los soldados confederados habían estado buscando zapatos. Una escaramuza menor en Gettysburg luego se convirtió en la famosa, terrible y decisiva batalla cuando ambos lados se apresuraron a llegar a la escena.

Entonces, ¿qué ocasionó la batalla? Fue la naturaleza de la operación de Lee lo que lo hizo. Soldados que buscaban zapatos formaban parte de la operación de un ejército que tenía problemas para suministrar tales cosas. Para consternación histórica de muchos generales y almirantes, no siempre es la estrategia de uno lo que provoca una batalla. Uno o más lados simplemente se equivocan, simplemente porque están en ciertos lugares en ciertos momentos. Por supuesto, a menudo se encuentran en esos lugares porque tienen la intención de estar allí para algún propósito estratégico. O pueden estar allí porque piensan que están en otro lugar, por algún propósito estratégico, pero luego están allí por accidente o porque se perdieron. Tales ocasiones de infortunio absurdo a menudo han tenido las consecuencias más importantes e históricas.

La estrategia, por tanto, es mera intención. Todo el conocimiento estratégico del mundo no logrará nada sin la operación para ponerlo en práctica. Sin embargo, la operación cobra vida propia. La capacidad de hacer todo lo que uno pretende hacer en una operación militar rara vez es posible, incluso para los ejércitos y armadas más competentes, disciplinados y bien provistos. Los alemanes planearon durante años girar el flanco de los ejércitos aliados en Francia, pero cuando llegó el momento en 1914, algunas tropas alemanas habían sido enviadas al Este, para hacer frente a una amenaza de Rusia que era en comparación sin importancia, y para reforzar la izquierda alemana. , con alguna vaga intención de que la derecha francesa también pudiera girar. Por tanto, la derecha alemana no se amplió tanto como se pretendía originalmente. Dio la casualidad de que las tropas se apresuraron a salir de París en taxis que coincidían con el flanco derecho alemán, y el plan alemán fracasó. En 1940, apreciando el poder de las unidades blindadas, Hitler aprobó un plan para atravesar el centro aliado, envolviendo a la izquierda por detrás y clavándola contra el Canal de la Mancha. Esto funcionó. Al comienzo de cualquiera de las guerras, los Aliados, incluso cuando tenían un plan estratégico, nunca tuvieron la oportunidad de implementar ninguna parte de él.

Los problemas operativos suelen ser la parte menos interesante de la guerra. Se dice que los aficionados hablan de táctica pero los profesionales hablan de logística. Las batallas, especialmente las batallas navales o los ataques aéreos, pueden terminar en minutos, mientras que pueden haber pasado muchas horas, días, semanas o meses en preparación. Los guerreros de la vida real pasan gran parte de ese tiempo aburriéndose, bebiendo o entrenando que puede o no ser lo suficientemente realista como para reflejar las condiciones que prevalecerán en la batalla. Lo que harían los rifles de repetición en la Guerra Civil, o las ametralladoras en la Primera Guerra Mundial, o los tanques y aviones en la Segunda Guerra Mundial, fue una sorpresa muy desagradable. Las tácticas siempre estaban jugando a ponerse al día. Pero los rifles, las ametralladoras y los tanques no se produjeron ni por táctica ni por estrategia. Ninguno de los dos podría anticiparlos. En cambio, fueron producidos por un aspecto de la operación militar, la invención y adquisición de armas.

En su sentido más general, "operaciones" significa todo lo que se encuentra entre el plan y la batalla, entre hablar y disparar: cómo se implementará la estrategia, cómo se mantendrán las fuerzas y cómo se enfrentará al enemigo. Sin embargo, en un sentido más estrecho y estricto, "Operaciones", es decir, "Operaciones de combate", significará lo que hacen las fuerzas una vez que han sido equipadas con sus armas, suministros y otros equipos. Este sentido de "Operaciones" serán entonces las acciones específicas de las fuerzas de combate que conducirán a batallas en el cumplimiento de metas estratégicas. La forma en que las fuerzas en el campo pueden seguir estando equipadas, es decir, suministradas con sus armas, municiones, equipo, alimentos y repuestos para las víctimas es otra cosa, por muy esencial que pueda ser para una Operación. Por lo tanto, una Operación puede cesar por falta de combustible o alimentos, ya que una batalla puede perderse por falta de combustible o municiones.

A nivel estratégico, uno puede tener un plan. Incluso puede tener un nombre, como el "Plan Anaconda" propuesto por Winfield Scott para derrotar a la Confederación. Sin embargo, un plan para una operación requiere que personas específicas hagan cosas específicas. Una operación requiere que se envíen órdenes reales a personas reales, indicándoles qué hacer. Esto es cierto tanto si la operación tiene como objetivo el combate (una Operación en sentido estricto) o si es simplemente parte de la logística. El conjunto de órdenes, direcciones e intenciones para una Operación de combate, todo en cumplimiento de su objetivo estratégico, normalmente recibirá un nombre. La Operación Antorcha fue la invasión aliada del norte de África en 1942. La Operación Overlord fue la invasión aliada de Europa en Normandía en 1944.

Para mantener al enemigo adivinando lo que estás haciendo, los nombres de las operaciones deben ser palabras en clave que no den pistas sobre para qué sirven. "Torch" y "Overlord" no son los mejores nombres en ese sentido, ya que suenan como algo importante. Torch se llamaba originalmente "Gimnasta", que es mejor. Hoy, por supuesto, tenemos cosas como "Operación Libertad Iraquí", para la invasión de Irak en 2003. Aquí la operación tiene un nombre que es una declaración política, no una palabra en clave. Esto aún sería una mala idea, a pesar de que los preparativos para la invasión de Irak no son un secreto, si permitiera al enemigo distinguir entre los sucesos relacionados con la invasión y los que no lo están. Con las operaciones de inteligencia, que son secretas por naturaleza, la falta de significado del nombre en clave puede ser una cuestión de vida o muerte. Ahora vemos películas que giran en torno a de qué se trataba una operación con tal o cual nombre en clave.

Ha crecido un vocabulario especial, especialmente en torno a operaciones de inteligencia o de comando ("fuerzas especiales"): "operaciones especiales". En primer lugar, una operación será una "Op". Si su conducta es secreta, será una operación "encubierta". Si se mantiene en secreto incluso para las autoridades políticas que supuestamente deben saberlo, es una "operación negra". Incluso el presupuesto utilizado para las "operaciones encubiertas" puede disfrazarse y mantenerse en secreto de las autoridades supervisoras. Los equivalentes recientes de James Bond se han hundido cada vez más en un mundo crepuscular moral y legal. Por muy realista que sea todo esto, una característica de tales historias se ha hecho cada vez más grande: la operación. Podemos saber por qué se están haciendo estas cosas, y la operación ideal puede incluso evitar la violencia real, si la inteligencia es el objetivo, pero todo el enfoque conceptual del asunto recae en ese terreno de actividad entre la estrategia y la táctica. Se trata de la Op. Ya no tenemos soldados ni siquiera espías, sino "operativos", es decir, su propia identidad se absorbe en la operación. La fascinación por los detalles y el mecanismo de las operaciones encubiertas ha crecido en la ficción, logrando quizás su primera encarnación vívida en la serie de televisión Misión Imposible (1966-1973), donde el interés del programa estaba en cómo se hacían las cosas, mucho más que en lo que era. Siendo hecho. También vemos un tratamiento ficticio de lo que puede suceder cuando la operación se convierte en todo y se pierde de cualquier propósito estratégico, práctico o moral. El operativo se vuelve admirable solo por su habilidad, independientemente de sus usos.

Un establecimiento militar generalmente tiene operaciones separadas para personal, ordenanza, entrenamiento, construcción, inteligencia, suministro y luego Operaciones propiamente dichas. En los Estados Unidos se organizan como "funciones de mando y estado mayor general": personal G-1 (o S-1 a nivel de regimiento o inferior), inteligencia G-2, operaciones y adiestramiento G-3 y logística G-4. A veces se agregan otras funciones, como G-5 para Planes y Políticas (o Guerra Psicológica) y G-6 para Asuntos Civiles. Lo que es distintivo de todas estas funciones de personal es que los objetivos estratégicos ya pueden haber sido determinados, al más alto nivel de mando, mientras que se espera que la mayor parte del trabajo de personal no implique ninguna participación en la batalla. Así, estas funciones implican una gran actividad que se enmarca entre las determinaciones estratégicas y el combate, con personas que ni determinan la estrategia ni participan en el combate. Ese es el escalón operativo en la organización militar.

Dado que hay tantas cosas en cualquier operación real, y muchas de ellas carecen de interés, eso suele ser lo que se debe dejar de lado en los juegos de guerra, especialmente aquellos que solo tienen fines de entretenimiento. El ajedrez, el juego de guerra original, es una interfaz casi pura de estrategia y táctica. También es tan abstracto que solo los genios matemáticos (o computadoras) pueden jugarlo realmente bien y deja a muchas personas bastante aburridas o frustradas. Los elementos añadidos por los juegos de guerra de tablero más realistas implican cada vez más preparación y más atención a la disposición y movimiento de fuerzas. Especialmente importantes son los factores irregulares de un mapa. No se puede tener historia militar sin mapas. No es de extrañar que Maquiavelo aconsejara al príncipe que estudiara el terreno de su estado. Cuando era un joven oficial, William Tecumseh Sherman había realizado por casualidad estudios militares del norte de Georgia. Un tablero de ajedrez es tan regular y matemático como todo lo demás en el juego; sigo pensando en lo bueno que sería tener un tablero algo más grande con montañas y ríos. El terreno real tiene obstáculos y diferentes formas de terreno que permiten diferentes tipos de combate. El terrible lugar de la batalla de Wilderness entre Grant y Lee significó que las fuerzas chocaban entre sí y apenas sabían a quién estaban disparando. Cuando el bosque se incendió, quemó hasta la muerte a muchos heridos desatendidos que se encontraban entre los ejércitos. La guerra en las selvas produciría más tarde el mismo tipo de confusión de orden cerrado.

En 1942, la operación japonesa para ocupar Port Moresby en Nueva Guinea fue abortada cuando ocurrió la Batalla del Mar del Coral. En cambio, se planeó una marcha por tierra, sobre la selva cubierta Owen Stanley Range. Los rigores de tal operación por sí mismos crearon gran parte del interés en esta y otras luchas del Pacífico Sur. Derrotado en las afueras de Port Moresby, los japoneses se retiraron y los aliados los siguieron. Casi todo lo relacionado con las operaciones y los combates estaba determinado por el terreno.

Las operaciones, por lo tanto, son el puente que a menudo se pasa por alto entre la estrategia y la táctica, y representan la mayor parte de la actividad y la mayor parte de la variedad de la guerra. El interés por la historia militar puede comenzar en los extremos opuestos de la táctica y la estrategia, pero luego, a medida que uno avanza hacia la interfaz de los dos, comienzan a completarse más y más detalles operativos. El nivel de detalle en la vida puede ser casi infinito. Alguien lee mal un mapa y se pierde, se malinterpreta una señal, etc., y la ventaja militar cambia. Después de la guerra de Vietnam, muchas familias se indignaron de que sus hijos o padres fueran asesinados por "fuego amigo", como si se tratara de un error extraordinario que las autoridades militares estaban tratando de encubrir, como hacían a veces, para evitar la vergüenza. Bueno, en realidad no hay nada tan común en la guerra. Stonewall Jackson fue asesinado por "fuego amigo". A Robert E. Lee nunca se le ocurrió a los centinelas de la corte marcial que habían disparado contra los jinetes que se movían entre los ejércitos. Los accidentes ocurren y en la "niebla de la guerra" los hombres a menudo se consideran afortunados de no estar disparando a su propio lado. Los juegos de guerra intentan reproducir todo eso con factores aleatorios, que tanto la estrategia como la táctica deben tener en cuenta. Incluso los mejores juegos de guerra de aficionados, sin embargo, suelen abstraerse de la más funesta y fundamental de las necesidades operativas: el suministro. Una fuerza baja en alimentos no puede durar mucho. Una fuerza sin municiones no es una fuerza (a menos que pueda fanfarronear sobre su situación). Gran parte de la historia militar consiste en asedios, y es imposible describir tales cosas con precisión sin alguna representación de los problemas de suministro. Las fuerzas japonesas en Guadalcanal, incluso con superioridad numérica, se volvieron cada vez menos efectivas solo porque los hombres estaban hambrientos.

Un problema operativo importante es siempre sacarle la madera muerta a las fuerzas armadas en tiempos de paz. La guerra es una prueba cruel de la competencia militar. Los incompetentes tienden a ser asesinados o hacer que muchos otros maten. Conseguir comandantes eficaces en su lugar a menudo es un proceso costoso y horrible de prueba y error. Todo esto se debe a que las condiciones de un ejército en tiempos de paz a menudo no tienen nada que ver con cómo serán las cosas en la guerra. Un ejército en tiempos de paz se encuentra en la posición incómoda de no poder hacer ninguna de las cosas, o al menos ninguna de las cosas en circunstancias verdaderamente realistas, para las que realmente existe y se entrena para hacer. Las habilidades para el éxito en un ejército en tiempos de paz a menudo son solo habilidades burocráticas de conformidad y cubrición de traseros. Las acciones audaces, el pensamiento original, los hábitos poco entusiastas de escupir y pulir, y cosas por el estilo, son entradas para la censura y el fracaso profesionales. Un buen indicio de esto es el viejo refrán de que existe "el camino correcto, el camino equivocado y el camino del Ejército", lo que implica la existencia de regulaciones irracionales que sólo hay que obedecer. La broma generalmente presumida de que la "inteligencia militar" es un oxímoron se aplica fácilmente a un ejército en tiempos de paz, pero habría sido una locura pensar que algo así se enfrentara a alguien como Irwin Rommel.

Una vez que comienza una guerra real, muchas de las características que contribuyen al éxito en la paz se convierten rápidamente en pasivos irrelevantes o desastrosos. A los miembros de un ejército en tiempos de paz les encanta quejarse de las tonterías absurdas con las que sus superiores demuestran lo que creen que es importante que sus hombres sepan. En la guerra, las tonterías absurdas, o incluso la inercia burocrática, hacen que maten a los hombres. Un buen ejemplo de esto último fue el torpedo magnético para submarinos que fue el orgullo de la Oficina de Ordenanza de la Marina de los Estados Unidos (BuOrd) al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Había muchas cosas mal con los torpedos, que no habían sido probados adecuadamente, pero BuOrd descartó todos los informes de acción de fallas de torpedos como debidos a un mal uso por parte de los submarinistas. Los capitanes pronto aprendieron a ignorar las instrucciones sobre el uso de los torpedos, pero esto no pudo solucionarlos ni compensar todas sus fallas. Tomó un par de años, y pruebas ordenadas por oficiales generales en Hawai y Australia, para que BuOrd aceptara que los torpedos estaban defectuosos y los arreglara. No se sabe cuántos submarinos se perdieron realmente porque fueron hundidos por buques de guerra que habían alcanzado con torpedos fallidos.

Más de veinte años después, las cosas no eran tan diferentes. En 1968, el USS Scorpion (SSN-589) desapareció en el mar. Según lo relatado por Sherry Sontag y Christopher Drew en Blind Man's Bluff, the Untold Story of American Submarine Espionage [HarperPaperbacks, 1999, Perseus Book, 1998, pp.124-170], el submarino probablemente se hundió porque la batería de un torpedo se incendió, detonando el torpedo. Esto hizo volar las escotillas de la sala de torpedos, interna y externamente, y el submarino se llenó rápidamente de agua. Como sucedió, el comando de artillería (Sontag y Drew dicen "Artillería Naval" pero no "BuOrd") había sido advertido de que había baterías defectuosas en algunos torpedos y que podrían incendiarse o explotar. Esta advertencia no se transmitió a los barcos, y parte del papeleo al respecto ahora parece haber desaparecido (es decir, se ha destruido en una cobertura burocrática). Sin embargo, después del hundimiento del Scorpion, la Armada, sin mencionar que alguna vez había habido un problema, ordenó nuevos tipos de baterías. Por tanto, los hombres pueden morir a causa de las irracionalidades de una burocracia en tiempos de paz tanto en tiempos de paz como en tiempos de guerra.

En la guerra misma, la sensación de irracionalidad, incluso de locura, está bien suplida por los terribles acontecimientos del combate. El desafío es mantener los sentidos cuando el mundo a nuestro alrededor parece haberse vuelto loco. Esto puede producir lo que en sí mismo parece una locura, es decir, una indiferencia o incluso un humor frente a horrores casi increíbles. Así, en la Primera Guerra Mundial, tantos cuerpos fueron volados en pedazos por la artillería y luego mezclados con la tierra a través de explosiones posteriores, que las trincheras eran como pasillos abiertos a través de cementerios. Donde la extraña mano muerta podría estar sobresaliendo de una pared, los soldados podrían estrecharla, aparentemente para buena suerte, en su camino hacia la línea del frente. Todo esto, junto con las típicas irracionalidades que persisten desde el miliario en tiempos de paz, puede producir una sensación de locura general, como en Catch 22 de Joseph Heller. No solo para mantener los sentidos, sino para mantener una perspectiva sobre el propósito de las actividades de uno, distingue, no solo a los buenos soldados, sino a los comandantes que pueden lograr la victoria con un mínimo de pérdidas inútiles.

En la guerra, los hombres aprenden a amar a los comandantes que solo se preocupan por la victoria, no por las tonterías irrelevantes. Al final de la Guerra Civil, William Tecumseh Sherman estuvo tentado de hacer desfilar a su ejército (los "fastidiosos") a través de la revista en Washington tal y como se veía marchando por Georgia, "andrajoso, sucio y atrevido". Sherman y Grant eran conocidos por su vestimenta informal de campaña. Grant apareció con un abrigo de soldado raso para aceptar la rendición de Robert E. Lee, quien vestía uniforme de gala. Tanto Sherman como Grant, West Pointers como Lee, habían dejado el ejército antes de la Guerra Civil, mientras que Lee no. A Sherman le había ido mejor en el ejército en tiempos de paz y en la vida civil que a Grant, pero ambos se volvieron más valiosos en la guerra. Cuando Abraham Lincoln recibió quejas de que Grant a veces bebía mucho, dijo que quería saber qué estaba bebiendo Grant y enviárselo a sus otros generales. Sin embargo, algunos generales, como George Patton, podían sobresalir en la guerra y preocuparse por las p y las q del comportamiento militar, aunque su propia extravagancia estaba un poco más allá de la regulación. Grant era tan flemático que algunas personas lo consideraron insensible, pero sabemos que lloró la noche después de la batalla de Wilderness. El hecho de que estuviera tranquilo a la mañana siguiente y emitiera nuevas órdenes con calma significaba que Lee sería finalmente derrotado. Da la casualidad de que Lee perdió un porcentaje más alto de sus hombres en combate que Grant (solo hay que recordar la Carga de Pickett) y es evidente por la historia que algunos de los generales más exitosos, como Lee, Grant y, mucho antes, el duque de Marlborough, estaban dispuestos a arriesgar graves pérdidas para asegurar la victoria.

Se ha sugerido que es posible predecir quién perderá una guerra identificando qué bando tiene los uniformes más elaborados. Esta noción se ha denominado el "efecto Sukhomlinov", en honor al general V.A. Sukhomlinov, el Ministro de Guerra de Rusia en 1914. En una era de uniformes elaborados, Sukhomlinov parece haber ido mejor. A los rusos, por supuesto, les fue mal contra los alemanes en el frente oriental en la Primera Guerra Mundial, aunque los alemanes (con uniformes más elaborados) perdieron en el frente occidental. Esta regla solo falla realmente con los japoneses (y los boers). Su sentido de la estética Zen minimalista quizás ayudó a mantener sus uniformes bastante sencillos, pero no les impidió seguir el mismo camino que Hermann Goering, cuya figura rechoncha en un vestido absurdo fue una bandera roja para el desastre militar. En la Segunda Guerra Mundial, los nazis, con Goering a la vanguardia, ganaron indiscutiblemente la carrera de uniformes.

En general, no es difícil comprender cómo la vanidad a menudo puede ser una pista de una locura más profunda; por ejemplo, la preocupación de Hitler por la apariencia de fracaso significaba que las fuerzas alemanas en Stalingrado tenían prohibido retirarse o luchar para salir, mientras todavía tenían la posibilidad de escapar. oportunidad. Entonces fueron destruidos. Los alemanes nunca más mostraron una ventaja militar sobre los rusos. La misma dinámica se percibe en un caso mucho menos siniestro: Luis XIV agotó a Francia y la encaminó hacia la Revolución a partir de muchas consideraciones que sólo pueden considerarse vanas o superficiales. Louis abandonó el principio fundamental de la Casa de Borbón, raison d '& eacutetat, como se manifiesta en las acciones y la filosofía de Enrique IV y Luis XIII. Luis no comandó fuerzas en la batalla, y los uniformes recién comenzaban a usarse en su última guerra, la Guerra de Sucesión Española (1701-1713), pero Luis inició las guerras. Sin embargo, nada puede haber dañado tanto a la nación como la revocación del Edicto de Nantes en 1685. Esto puso fin a los derechos de los protestantes, los hugonotes, a practicar su religión en Francia y, en consecuencia, huyeron, derecho a los enemigos de Luis ( los Delanos, de la familia de Franklin Roosevelt, eran hugonotes, aunque dejaron Francia y llegaron a América antes de la época de Luis XIV). Mientras tanto, Louis estaba orgulloso de sus piernas, que se mostraban con buenos resultados en los calzones hasta las rodillas de la época. Por otro lado, Luis consiguió para Francia el condado libre de Borgoña, Alsacia, y un firme asentamiento alimentario en Lorena, aunque fuera la República, no los Borbones, para quienes éstos extenderían permanentemente el país.

La existencia del escalón operativo de la organización militar no es solo un detalle práctico. Las "operaciones" representan un espacio conceptual entre estrategia y táctica que se convierte en un elemento importante en el pensamiento militar. Clausewitz dijo: "[T] actics es la teoría del uso de la fuerza militar en el combate. La estrategia es la teoría del uso de los combates para el objeto de la guerra" [ver cita anterior]. Sigue siendo un entendimiento común de los asuntos militares que pueden dividirse claramente entre estrategia y táctica. Sin embargo, puede haber objetivos estratégicos y objetivos tácticos, pero también objetivos operativos. La "teoría del uso de los combates para el objeto de la guerra" en realidad tiene aspectos tanto estratégicos como operativos. Los objetivos estratégicos contribuyen directamente a la victoria general en una guerra. El logro de las metas estratégicas, sin embargo, requiere operaciones, en cuyo nivel puede haber metas operativas y doctrinas que, cuando se juntan, cumplen con las tareas estratégicas. El conocimiento del espacio conceptual de las operaciones y de tales metas y doctrinas intermedias permite un desarrollo más maduro del pensamiento, la planificación y, de hecho, las operaciones militares.

Copyright (c) 2001, 2002, 2005, 2006, 2009, 2011, 2013, 2015, 2016 Kelley L. Ross, Ph.D. Reservados todos los derechos

Importante

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Importante, un rango militar por encima de capitán. Es el rango de grado de campo más bajo.

El término se usó originalmente como adjetivo en el título. sargento mayor, el tercer oficial principal de un regimiento. En los siglos XVI y XVII existía una similitud entre los deberes del sargento, el sargento mayor y el sargento mayor general en el sentido de que asistían al ejercicio y la administración de una compañía, un regimiento y un ejército, respectivamente. En la conversación, el sargento mayor se abrevió a mayor y el sargento mayor general a mayor general, de donde derivan los títulos modernos de mayor y mayor general. En el caso del sargento mayor, el "sargento" se abandonó hacia 1660.

En el siglo XVII, los deberes de un mayor eran una combinación de los que ahora desempeñaban el mayor (segundo al mando) y el sargento mayor, pero con la introducción de los ayudantes, el mayor fue relevado de gran parte del trabajo rutinario. El mayor de brigada corresponde en una esfera superior al ayudante de un batallón. Expresiones como mayor de la ciudad y fuerte mayor indicar el propósito de la cita.

El rango de mayor siempre ha estado por debajo del de teniente coronel. En un regimiento comandado por un coronel, el mayor era el tercero al mando en un batallón comandado por un teniente coronel, el mayor era el segundo al mando. En las organizaciones más grandes del ejército moderno, un regimiento puede tener tres o más comandantes, cada uno al mando de un batallón.


Rangos de oficiales de las fuerzas armadas

Rango de oficial comisionado

Desde antes de que Estados Unidos fuera oficialmente un país, nuestro primer General George Washington vio la necesidad de tener rangos e insignias notables para diferenciar a los oficiales de los alistados ya que no había uniformes. Desde entonces, las insignias de los rangos han incluido símbolos como plumas, fajas, rayas y uniformes llamativos. Incluso portar diferentes armas ha significado rango. Las insignias de rango se han usado en sombreros, hombros y alrededor de la cintura y el pecho.

El ejército estadounidense adaptó la mayor parte de sus insignias de rango de los británicos. Antes de la Guerra de la Independencia, los estadounidenses se ejercitaron con trajes de milicia basados ​​en la tradición británica. Los marineros siguieron el ejemplo de la armada más exitosa de la época: la Royal Navy.

Entonces, el Ejército Continental tenía soldados rasos, sargentos, tenientes, capitanes, coroneles, generales, por ejemplo.

Las tres ramas del servicio que comparten los mismos rangos por nombre e insignia son el Ejército, la Fuerza Aérea y la Infantería de Marina. Los dispositivos de rango, título y collar son los mismos para estas ramas. Sin embargo, la Marina comparte los mismos dispositivos de collar para su sistema de clasificación.

Rangos de oficiales del Ejército, Fuerza Aérea y USMC

O-1: Segundo teniente (segundo teniente)

O-2: Primer Teniente (1er Teniente)

O-5: Teniente Coronel (Teniente Coronel)

O-7: general de brigada (general de brigada)

O-9: Teniente General (Teniente General)

O-11: General del Ejército - Durante tiempo de guerra, el Presidente puede nombrar un General del Ejército (5 Estrellas). Los cinco generales de largada anteriores han sido:


Explicado: La lista completa de todos los rangos militares de EE. UU.

Antes de llegar al entrenamiento básico, la mayoría de la gente no tiene un conocimiento profundo de los rangos militares, y mucho menos la capacidad de ponerlos en orden. Todo el mundo reconoce los que aparecen comúnmente en películas como sargento, capitán o almirante, pero no está tan claro dónde se encuentran en el orden jerárquico de las diferentes ramas. Y como podemos atestiguar aquellos de nosotros que hemos pasado tiempo en uniforme, tener una buena comprensión de los rangos militares en el orden de autoridad para nuestro propia sucursal no significa necesariamente que sepa cómo se ve la estructura de clasificación en las ramas hermanas.

La confusión sobre el orden de los rangos militares puede empeorar de una rama a otra por el uso común de algunos nombres de rango fácilmente reconocibles (como sargento o capitán) para grados de pago completamente diferentes. Un capitán en la categoría salarial de la Infantería de Marina es O-3, mientras que un capitán de la Armada es un O-6, como un ejemplo brillante.

So whether you don’t know any of the military ranks, or you’re just confused about how to put them in order, here’s a breakdown of the rank structure in each branch, starting at the most junior enlisted pay grade, and ascending up to the senior most commissioned officer. This list includes the military ranks in order for the Army, Air Force, Navy, Marines, and Coast Guard. Currently, the Space Force is largely made up of Air Force personnel utilizing the Air Force rank structure.


Military ranks explained

A large number of you out there expressed an interest in understanding military rank, so as a veteran I decided to write a post covering this issue. Today, I am going to explain the ins and outs of the US military’s rank structure. Please note this post does not include information on civilians serving in the military or information on pay grade. To oversimplify, there are two basic rank structures within the US military: enlisted and officer.

The enlisted person signs a contract “enlisting” for a specified term of years, called an “enlistment” or “re-enlistment.” Enlisted personnel gain rank with time in service, supervisory experience, education, additional training, and selection via promotion boards. The vast majority of people in the US military are enlisted. Enlisted personnel run the US military’s daily operations and hold positions as varied from aircraft maintenance to building bridges. The roles enlisted people fill are as widely varied as the civilian world.

Their more experienced enlisted peers, known as non-commissioned officers (NCOs), then in turn supervise them. The NCO is a trained professional who supervises the daily operations of a work group that can vary in size from nine to hundreds of people. You may have heard terms like “chief,” “top,” or “gunny,” to describe these people. These terms may be familiar, in other words, these are not necessarily the correct or proper terms to call these people, but in within the military unit it may be acceptable depending on the person.

Yes, this is similar to the image above, but note it starts at the ranks of corporal and petty officer. This is the beginning of the Non-Commissioned Officer (NCO) ranks within the US military.

It is important to point out that the US military maintains a “strong” NCO corps (corps meaning large group of people) as opposed to a “weak” NCO corps. A weaker NCO corps means that the officer corps retains the majority of the power with a nation’s military and as such, the NCO corps has less power and prominence.

An example of a military with a weak NCO corps would be the Iraqi Army during Gulf War 1 when Saddam’s government disempowered their NCOs. This balance of power between NCOs and officers shifts at times within a military. For example, during the American Revolution, I argue that the US Army Officer Corps was disproportionately stronger than the NCO corps. As a rule, a military with a strong NCO corps performs substantially better than a military with a weak NCO corps.

So, how do officers fit into this picture? Officers receive commissions (a written document) signed by the Secretary of Defense on behalf of the President of the United States. This “commission” grants the officer with his or her rank and the authority over enlisted personnel. The concept of a commission harkens back to medieval times when a lord knighted a particular soldier for his skill on the battlefield, recognizing their abilities and then empowering him to lead others in his name. Hence, the shiny officers rank indicating the armor of a medieval knight—long since gone. The officer receives their military authority thru a document whereas a NCO receives their authority thru experience and time in in service. It may be interesting to note that generally, the NCOs of the US military train young commissioned officers, in essence training their future bosses.

(On the right) My grandfather, a Second World War veteran and NCO (Master Sergeant Clifford Sprague, US Air Force), issuing me my first salute as Second Lieutenant Luke Sprague, US Army (on the left). This is a very special ceremony, where the officer gives the first enlisted person they salute a silver dollar indicating respect for the mentor ship they have received (in this case my Grandfather). This helps to illustrate the symbiotic relationship between officers and NCOs the US military has.

The role of the US military officer is to receive the orders from the civilian government (the President) and then ensure NCOs carry them out. Ideally, officers provide leadership and direction. The generals below the President take his orders give them to their officer subordinates, who in turn write the orders for the NCOs and enlisted personnel to make it happen. The two forms of leadership, officer and NCO, overlie one another, in particular at the lowest officer ranks and senior NCOs. This is deliberate and has advantages in battle, but can present issues when junior officers bump into strong senior NCOs.

Here are the ranks of commissioned officers in the Army, Marines, and Air Force.

And here are the commissioned officer ranks for the Navy and Coast Guard. Note they are called different names than their land based counterparts in the Army and Marines.

Though the officer “ranks” the NCO and may command the same unit the NCO runs, the chain of command holds the officer responsible for the overall success or failure of any given mission. Therefore, it is in the best interest for the officer to have a healthy relationship with that senior NCO. A sample of ranks within the officer corps include: ensign, lieutenant, captain, major, commander, colonel. Officers are correctly addressed by lower ranking personnel by “Sir,” “Ma’am,” or their rank, whereas NCOs are correctly addressed by lower ranking personnel by “Corporal,” “Sergeant,” “Petty Officer,” “Gunnery Sergeant,” “First Sergeant,” or “Sergeant Major.”

Mom and Dad at the Army Hospital with me on the way. My father made Army Captain right out of the box with a direct commission as an Army Optometrist. It would take me four years as a Signal Corps Officer to reach the same rank.

As a sidebar, the President may “direct” commission doctors, medical specialists, and lawyers to a junior officer rank (lieutenant or captain) as the need arises. This is in recognition of their professional degree prior to military service and officers in these positions do not command other military personnel. My father received his commission in this way during the Vietnam War see the picture below.

There are two other types of officer—Warrant and General. Warrant Officers, receive a “warrant” to practice their specific profession within military service. To confuse matters further, the military now calls a warrant a commission. A warrant provides warrant officer rank and higher pay. The warrant officer out ranks all enlisted personnel, but is subordinate to a commissioned officer. In other words, the junior commissioned officer commands, even though the warrant may have decades of experience. However, a warrant officer can be given assumption of command orders should the situation arise. Warrants are found in technical specialties including aviation (flying warrants), communications security, medical, or special operations to list a few. The President commissions warrants for their technical specialty, not necessarily for their leadership role.

The is a rank chart showing the warrant officer ranks within the US military.

General / Flag officers (hereafter General Officers) are a separate class of officer within the US military who outrank all of the other officers hereto listed. The President of the United States selects general officers and then they often appear at hearings for public confirmation in the US Senate. These officers make up less than 1 percent of the officer corps and they undergo a special selection process. A general commands the highest levels of the US military. In the case of the US Army, this means the command of a division (10,000 people). All lower ranking personnel salute a general officer’s vehicle when its license plate indicates that it is carrying a general / flag officer.

The General Officer ranks for the Army, Marines, and Air Force

And here are the Navy and Coast Guard Flag Officer ranks. Note that the Navy and Coast Guard call these flag officers and admirals instead of generals.

In summary, there are basically four types of rank within US military, in order from lowest to highest they are enlisted, warrant, commissioned, and general. Within each of these types of rank, each branch of military service Army, Navy, Marines, Air Force, and Coast Guard have their own unique rank structure as you can see from the images above. I am interested in what people think about my definition of the roles of officers and NCOs in the US military.

Luke Sprague is an author, veteran, and military historian at HistoryMint. He commanded a detachment of the 2nd Battalion, 1st Special Forces Group (Airborne). To find out more about services he offers click here.


Military Rank and Insignia – Enlisted Ranks

Service members in pay grades E-1 through E-3 are usually either in some kind of training status or on their initial assignment. The training includes the basic training phase where recruits are immersed in military culture and values and are taught the core skills required by their service component.

Basic training is followed by a specialized or advanced training phase that provides recruits with a specific area of expertise or concentration. In the Army and Marines, this area is called a military occupational specialty in the Navy it is known as a rate and in the Air Force it is simply called an Air Force specialty.

* For rank and precedence within the Army, specialist ranks immediately below corporal. Among the services, however, rank and precedence are determined by pay grade.

NAVY/COAST GUARD

The U.S. Coast Guard is a part of the Department of Homeland Security in peacetime and the Navy in times of war. Coast Guard rank insignia are the same as the Navy except for color and the seaman recruit rank, which has one stripe.

* A specialty mark in the center of a rating badge indicates the wearer’s particular rating.

** Gold stripes indicate 12 or more years of good conduct.

*** 1. Master chief petty officer of the Navy and fleet and force master chief petty officers. 2. Command master chief petty officers wear silver stars. 3. Master chief petty officers wear silver stars and silver specialty rating marks.

Coast Guard

Infantería de marina

Fuerza Aerea

Sargento mayor
(SGM) Command Sergeant Major
(CSM) Suboficial principal
(MCPO) Fleet Command Chief Petty Officer

Command Chief Master Sergeant
(CCM)

Master Sergeant
(MSG)

First Sergeant
(1SG)

Suboficial sénior
(SCPO) **

Sergeant First Class
(SFC)

Suboficial jefe
(CPO) **

Gunnery Sergeant
(GySgt)

Staff Sergeant
(SSG)

Suboficial de primera clase
(PO1) **

Staff Sergeant
(SSgt)

Technical Sergeant
(TSgt)

Sargento
(SGT)

Suboficial de segunda clase
(PO2) **

Sargento
(Sgt)

Staff Sergeant
(SSgt)

Corporal
(CPL) Specialist
(SPC)

Suboficial de tercera clase
(PO3) **

List of site sources >>>


Ver el vídeo: Εθνική Άμυνα, Στρατός Ξηράς (Enero 2022).